El impuesto del incremento de valores urbanos, más conocido como plusvalía, es un asunto cuyas polémicas no dejan de cesar desde hace ya muchos años. Muchas han sido las pronunciaciones y cambios de postura respecto a este tributo, desde la abusividad de que la persona a la que se le remite el impuesto sea el comprador (Hace años se dictó que el devengo debe ser al vendedor) a su inconstitucionalidad de girarla si el inmueble se vende en pérdidas.

Ahora nuevos frentes se abren al polémico impuesto. Uno de los más notables es que en el caso comentado mas arriba, cuando se vende en perdidas no se debe pagar el tributo, sin embargo, el cálculo y determinación de cuando efectivamente se realiza la venta con pérdidas no está legalmente delimitado, dando lugar a diferentes interpretaciones y por siguiente diferentes criterios. Su forma de recaudación es además muy diferente incluso en diferentes localidades de una misma comunidad autónoma, dando diferentes plazos antes y después de diferentes sentencias y provocando un incumplimiento del principio de igualdad.

La confiscatoriedad del impuesto también esta en entredicho, y aunque sean menos los afectados sigue siendo un hecho muy relevante. Se ha planteado que en los casos en los que se venda en ganancias y sea consecuente girar el tributo, si este absorbe gran parte de estas ganancias entonces podría ser confiscatorio e inconstitucional.

Todas estas cuestiones se hayan en estudio y es previsible que en los próximos meses se vayan resolviendo y arrojando nueva luz a este polémico asunto.

Añadir comentarios

Login

Register

Cuenta de acceso

6 or more characters, letters and numbers. Must contain at least one number.

Invaild email address.

0

Tu compra